19 marzo 2018

 

 

Fue el 5 de marzo de 1998, cuando ASEDEF vino al mundo de la farmacia, eran otros tiempos; entonces el bipartidismo parlamentario hacía valer los escaños obtenidos para la sexta legislatura. Veinte años habían transcurrido desde la proclamación de la Constitución Española; la transición ejemplar que nos precedía  fue cobrando importancia más allá de nuestras fronteras; España marcó la llamada “tercera ola democratizadora”  expresión de Samuel Huntington, después de Portugal y de Grecia.

En 1998 ya se tenía una imagen retrospectiva de un periodo vital que comenzara en 1978 para las instituciones y los ciudadanos. Las cesiones de unos líderes políticos, y los logros de otros, compusieron una España nueva, dinámica, con argumentos pretendidamente serios y con ganas de salir adelante. Los líderes políticos se afanaban en seducir a los ciudadanos con promesas de cambio para alcanzar la España del bienestar, frase que quiso dar un toque de optimismo a una sociedad que padecía, ya entonces, una alta tasa de desempleo. Tierno Galván calificó estos primeros momentos del recorrido democrático como “una tregua que a veces hemos llamado transición”.

¡Que decir de la legislación farmacéutica en aquellos primeros veinte años de democracia!, estaba casi todo por hacer; el derecho farmacéutico no formaba parte de lo imprescindible en materia de medicamentos, de lo más relevante fue la publicación en 1969 de las enseñanzas del profesor Suñé; su libro fue durante muchos años texto de referencia y de consulta de profesionales farmacéuticos y juristas.

A duras penas se ha mantenido la disciplina de legislación farmacéutica en la universidad. Hoy el derecho farmacéutico tiene muchísima más entidad, regula la actividad de los profesionales de la farmacia, médicos y otros profesionales que tienen relación con el medicamento y por tanto tiene valor en sí mismo.

Llegado el año 1998 se inicia el segundo tramo de veinte años hasta hoy, en este periodo ASEDEF nace con vocación de dar carta de naturaleza al derecho farmacéutico, ya es testigo no solo de los acontecimientos políticos propios del paso del tiempo sino también los avatares de una legislación farmacéutica cada vez más compleja, viva y estratégica para todo cuanto se relaciona con el medicamento; la farmacia se reinventa y reivindica un lugar en el espacio socio-sanitario español.

Corría la sexta legislatura, el bipartidismo es la alternativa a la hora de promulgar normas y leyes por doquier porque también Europa exigía y exige adaptaciones en la normativa; se observa de forma incisiva la dependencia del mundo de la farmacia a las normas administrativas, civiles y mercantiles, un complejo conglomerado que los profesionales del medicamento deben tener bien presente para no incurrir en sanciones civiles, profesionales y penales.

En los últimos tiempos el bipartidismo ha cedido su terreno a la pluralidad de fuerzas dónde los pactos no solo son cada vez más complicados, sino que se ha llegado a la burla de que lo acordado se vulnera sistemáticamente una y otra vez hasta alcanzar casi la negación de la seguridad jurídica, tan necesaria esta para la evolución de la sociedad en todos los sentidos, además de generar una sequía normativa importante por las dificultades en consensuar leyes.

La permanencia de ciertos métodos políticos, justificables en aquellas dos décadas iniciales y excepcionales, pudieran haber tenido a largo plazo un efecto negativo  en la cultura democrática española, de forma que “las virtudes de la transición se han convertido en vicios de la democracia”.

Sin duda, el régimen constitucional de 1978 ha mostrado a lo largo del tiempo algunos flancos débiles que lo han hecho vulnerable a interpretaciones deslegitimadoras; de ahí el relativo éxito de una tesis revisionista.

ASEDEF se instaló en el año 2004 en el terreno de divulgación del derecho farmacéutico y su compleja legislación entre los profesionales que tratan a diario con los medicamentos. El Curso Básico de Derecho Farmacéutico marcó y marca hoy un hito. El profesor José Luis Valverde dice de el que “visualiza y concreta este extenso campo de la legislación farmacéutica, de forma ejemplar”.

El sector farmacéutico es uno de los más regulados de Europa; la Unión Europea tiene un completo estatuto jurídico del medicamento muy armonizado; las diferencias entre EEUU, Japón y la Unión Europea son menores; la dimensión europea predomina sobre los derechos farmacéuticos nacionales.

ASEDEF hoy, con veinte años de vida, pretende ser referente en el sector del medicamento procurando del poder legislativo leyes que hagan convivir las necesidades sociales con el mundo del medicamento en todas sus versiones integradas en prestaciones sanitarias satisfactorias y de calidad. ASEDEF es un espejo razonable y crítico que mira al futuro de la farmacia con mayúsculas positivamente, fomentando acuerdos y pactos que permitan avanzar con fuerza. Si algún día la farmacia no es lo que hoy representa habría que preguntarse: ¿entonces qué nos queda?, porque pese a haber transcurrido el tiempo concluiré diciendo que veinte años no son nada….para el trabajo que queda por delante y ASEDEF ahí estará.

Termino agradeciendo y felicitando a cuentos amigos, profesionales y autoridades nos han acompañado en estos veinte años de vida y ya estamos poniendo los cimientos para los próximos veinte años de derecho farmacéutico efectivo.

Mariano Avilés- Jurista –Presidente de ASEDEF

Marzo 2018